5 Sencillos pasos para salvar a las abejas

  1. Plantar más flores, arbustos y árboles: cultiva plantas que produzcan néctar y polen que las abejas y otros polinizadores pueden comer todo el año. Por ejemplo: Sauce, Prímulas y Azafranes en la primavera, Lavanda, Geranio y Prado Margaritas de Ojo de Buey en verano, Hiedra en otoño, y arbustos Mahonia y Ciclamen en invierno. (Considera el tipo de clima en el que vives, en México la lavanda, el azar y muchas otras flores se dan fácilmente todo el año).
  2. Permite que zonas de tu jardín crezcan naturalmente: dejar espacios para Dientes de León y Ortiga permite que las abejas, mariposas, palomillas tengan un lugar para reproducirse, y a la vez deja espacio para las orugas.
  3. No cortes tu césped seguido: después de hacerlo quita el pasto cortado para permitir que las plantas florezcan con facilidad.
  4. No molestes o destruyas nidos o insectos en hibernación: haz todo lo posible para no dañar o molestar los espacios en lo que residen insectos polinizadores.
  5. Considera si realmente es necesario utilizar pesticidas: recurre a medidas naturales para lidiar con las plagas de insectos dañinos. Recuerda que los pesticidas contaminan el aire de todos, no solo de algunos animales. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *